Novedades 2009

Marzo del 2009

¿Qué ha pasado? ¿Qué va a pasar?

A principio del 2008, escribí en esta web: “Existen signos de debilidad en varios sectores de la minería y de los equipos de movimiento de tierras pero hay incluso signos más Fuertes de que estos negocios, tan ligados entre sí, se aprovecharán del buen funcionamiento de los últimos cuatro años.” Cierto y No tan cierto”.

Por ciertas medidas, el 2008 fue un muy buen año para esta industria. Durante al menos nueve meses continuaron la producción de minerales, los beneficios, los gastos en capital (CAPEX), las compras de grandes equipos y por tanto las entregas continuaron como si nada malo pudiera pasar. Entonces algo malo pasó. La crisis global financiera empezó a escarlar al mismo tiempo que muchos de los participantes claves a nivel global del sector de la minería se reunían en Las Vegas para la MINExpo. El lugar y la actitud entusiasta que mostraban junto con la gran cantidad de proveedores que ofrecían nuevos equipos, componentes y servicios contrastaba bruscamente con las noticias que salían a final de septiembre dónde se indicaba que todo no iba tan bien para los grandes servicios financieros Americanos. Los problemas se esparcieron rápidamente por todo el mundo y tomaron dimensiones lejos de las anticipadas.

Ahora, cinco meses después de la conclusión de MINExpo, todos los sectores de la minería están contrayéndose; lo cual no se había visto desde hacía más de una década. El sueño de un ‘super-ciclo’ de materias primas o “commodities” parece estar lejano para aquellas compañías que recientemente sufren para continuar con su suministro de carbón, cobre, hierro y docenas de otros tipos de materias primas vitales pero menos demandadas. Los precios de los minerales cayeron, las ventas bajaron, la producción se tuvo que ajustar mediante reducciones sucesivas a nivel mundial. Los siempre buscados minerales fueron olvidados, y los presupuestos del CapEx 2009 se recortaron en decenas de miles de millones.

Qué diferencia hace el año (o cinco meses, si se prefiere). Hemos llegado al fin de un ciclo de bonanza, que ha durado 5 – 6 años, en el que el mercado de la minería y de equipamiento de minería alcanzó niveles insospechados, dirigiéndonos hacia una época de “vacas flacas” cuyas magnitudes son difíciles de medir. Parker Bay, que sigue de forma cercana segmentos de equipos de producción vitales para las grandes minas, se da cuenta de lo que realmente ha pasado.

Las entregas de grandes camiones de minería, palas, excavadoras, cargadoras, tractores, y equipo móvil relacionado llegaron todas o casi todos a niveles record durante el 2008 – todos medidos en la base de datos de equipo móvil de minería de Parker Bay. Incluso a pesar de que la expansión de la industria minera empezó a resentirse durante el cuarto trimestre, las entregas de dichas máquinas (informado a Parker Bay directamente por los fabricantes) continuaban en línea con los envíos de los trimestres precedentes. El crecimiento llegó a su punto de inflexion durante el 2008, pero el gran “backlog” de pedidos mantuvieron la producción y las entregas de los principales fabricantes de equipos a lo largo del año.

Esto cambiará dramáticamente durante el 2009. En la MINExpo, un director ejecutivo de un gran fabricante aludió que los stocks de los equipos serían lo suficientemente numerosos como para cubrir 3 años de pedidos. Aunque es difícil saber el balance entre pedidos y stock, los recientes recortes en las operaciones de las planas y los despidos de decenas de miles de trabajadores en las fábricas de maquinarias, parecen indicar que no hay tanta demanda de maquinaria y por tanto hay un sobre exceso de stock. En cualquier caso, los pedidos de equipos están decayendo a ritmos forzosos. BHP Billiton estimó recientemente que el coste de capital – CapEx- de la industria global de minería sería de 112.000 millones de US$ durante el 2008. Dicha compañía también estimó que el CapEx disminuiría en un 45% durante el 2009 y lo haría aún más durante 2010, un total de 52.000 millones de US$.

Predicciones, incluso aquellas hechas por una compañía que cuenta con un porcentaje considerable del CapEx proyectado, no están menos sujetas a sobreestimar más bien hacia abajo que hacia arriba. Aunque no está claro si el declive llegará a más del 50%, como prevé BHP, o sera inferior, lo que si que está claro es que el 2009 experimentará una caída significativa en la actividad de la industria de equipos para minas a cielo abierto. Cómo se enfrentarán dichos fabricantes a un cambio tan dramático en los mercados y cómo las circunstancias serán críticas para su desempeño en el largo plazo. Algunas de ellas se desintegrarán mientras que otras saldrán adelante gracias a lo que recolectaron durante los 5 años anteriores de bonanza. Fusiones o desaparición de ciertos productos del mercado si la crisis es larga y severa. En cualquier caso, habrá que tomar medidas con información sólida que te dé una idea de la actividad real del Mercado. Y respecto a esto, Parker Bay podrá ayudar a los fabricantes, proveedores de equipos y de servicios así como a sus clientes.

Parker Bay fue fundad en 1996, momento en el cual las industrias de minería y de equipamiento de minería entraban en un ciclo económico a la baja y que duro bastantes años. Muchas de las causas de la próxima recuperación serán las mismas que llevaron a la expansión durante el 2003-2008. El tiempo es incierto, pero el crecimiento de la industria minera llegará (los minerales son necesarios) y con ello, los costes de capital y los pedidos de grandes equipos. Y Parker Bay espera continuar ayudando tanto a los clients actuales como a nuevos clients en nuevas oportunidades de negocio que les aporte futuros beneficios.

Promete ser un año interesante.

Peter Gilewicz

Higher Edge Web Design designed by emblem